Los contrabajos eléctricos Amatista, poseen una excelente respuesta de audio, logrando un sonido similar al de un instrumento acústico, tanto en pizzicato como en la ejecución con arco, pero evitando los problemas de sonido en ejecuciones vivo, sobre todo en formaciones con instrumentos eléctricos, batería o vientos.


Fueron concebidos para ser utilizados en todas las situaciones en que nuestro contrabajo acústico se vuelve poco práctico, porque sabemos lo perjudiciales que resultan los excesivos traslados a los que usualmente lo sometemos, como así también los cambios de temperatura y humedad de los distintos ambientes.

Ver Detalles